martes, 9 de agosto de 2011

¿De qué están hechas todas las cosas?

¿De qué está hecho éste libro? ¡De papel!
¿Y el papel de qué está hecho? Ahí está el problema.
Los sabios antiguos también se preguntaban:
¿De qué están hechas todas las cosas, la madera, las piedras, la sangre?
algunos dieron respuestas sencillas:

Durante mucho tiempo creyeron que el aire, el agua, la tierra y el fuego componían todo lo que se puede ver y tocar. Entonces los sabios dijeron: 
-Estas son cuatro cosas que no están formadas por ninguna otra. Son ellas las que forman todas las demás. Las llamaremos elementos.
Pero estaban equivocados. Eso se supo después.
Porque el aíre, el agua, la tierra y el fuego están compuestos a su vez por otras cosas.
El agua por ejemplo, tiene partes de Oxígeno, el mismo oxígeno que está en el aire. El Oxígeno sí es un elemento. No está formado por otras sustancias.
Con el tiempo, buscando y probando, se encontraron verdaderos elementos
Y eran mucho más de cuatro. ¡Hasta ahora se han encontrado más de cien!
Hay elementos que conoces: son el Oro, la Plata, el Hierro.
Al hierro lo puedes ver en un tornillo de hierro. Pero también está en las espinacas, escondido. Lo comes, pero no lo ves. Ves espinacas.
Los elementos juegan a combinarse de a dos, de a tres, y más: se unen en grupos o en grandes pandillas, y forman las sustancias.
Los elementos se combinan en millones y millones de formas diferentes, y forman millones y millones de cosas. ¡Todo lo que existe!
Este papel...
Una piedra, una pluma, el Sol...
El arroz, la leche...
Y el arroz con leche.


No hay comentarios:

Publicar un comentario